Torres de vigilancia

torres de vigilancia

Torres de vigilancia

Como expertos que somos dentro del sector, hoy vamos a hablarte de las torres de vigilancia. Se trata de torres de estructura metálica en las cuales puede variar la altura, en este caso hablamos de 12 metros de altura. Suelen ser todas bastante altas, ya que la finalidad de la instalación de estas torres es alcanzar la altura suficiente como para lograr el máximo alcance visual posible.

Por ello, la ubicación de la misma también juega un papel fundamental a la hora de optimizar la funcionalidad de una torre de vigilancia. Para ello, los profesionales estudiarán cada caso en concreto, ofreciendo total garantía de calidad en los resultados y llevando a cabo el trabajo a conciencia, ajustándose siempre a las necesidades del cliente.

Este elemento de vigilancia cuenta, además de con una estructura metálica y 12 metros de altura, con una cabina acristalada, escaleras helicoidales, un balcón de observación perimetral y, algo muy importante, con una situación estratégica. Pero es posible que te estés preguntando, ¿en qué casos se utiliza?

Usos de las torres de vigilancia

A este tipo de torres se les puede dar varios usos, aunque los más relevantes y extendidos son:

Como torre de vigilancia forestal, en este caso se sitúan en lugares aislados y de difícil acceso y fácil intromisión. Los objetivos son obvios, se intenta proteger la naturaleza mediante estas torres procurando evitar la provocación de incendios o algún tipo de maltrato a la flora y fauna del lugar.

También como torres de control en puertos y aeropuertos, desde donde se vigila y dirige el tráfico. Su ubicación y altura serán también primordiales en este caso. 

Como ves, la elaboración e instalación de estas torres de control es una tarea que debe ser llevada a cabo por un equipo de profesionales expertos en la materia.

Solicitar información sobre torres de vigilancia