Uso de las puertas seccionales

Sin comentarios julio 7, 2017

Las puertas seccionales son aquellas que se utilizan para abrir y cerrar los accesos a los centros de descarga de materiales o almacenes. Son idóneas para cualquier tipo de centro logístico o plantas de producción por su gran valor de estanqueidad con la fachada en la que se instale.

Las puertas seccionales se forman de paneles deslizantes con sistema de rodamiento y guía, además de una línea de compensación. La puerta puede asegurarse, así, en cualquier posición que requiera el cliente. Cuenta además con bloqueo de seguridad en caso de algún desperfecto en la puerta.

Características de las puertas seccionales

Su alto factor de aislamiento. Este viene dado por el diseño de los paneles, que constan de pares de chapas de acero galvanizado con superficies lacadas entre las que se usa como unión una espuma sintética aislante, ofreciendo un valor de estanqueidad de 0,50 w/m2 K.

Las guías se diseñan con perfiles galvanizados preparados para sostener con total firmeza los carriles de deslizamiento de la puerta. Su diseño compacto se integra en la fachada sin volumen adicional, y tienen varias opciones de posición de instalación.

Las puertas seccionales son idóneas para las zonas de trabajo al no tener partes salientes que puedan suponer un peligro o un obstáculo para los trabajadores de los muelles de carga. Además, cada panel de la puerta está provisto de juntas de goma que asegura la estanqueidad entre los propios paneles y entre estos y el suelo, al tener la puerta cerrada.

Todo esto hace a las puertas seccionales un elemento indispensable a la hora de almacenar cargas que requieren aislamiento de tipo térmico, como el hielo, los productos frescos o perecederos. Pero también las adecuadas para materiales que requieren cierta protección ambiental o que es necesario proteger del sol, el polvo, los gases de la combustión de los transportes y otras partículas.

 

Sin comentarios