Cómo se fabrica una escalera de emergencia

Sin comentarios febrero 15, 2018

Cualquier edificio de varias plantas debe contar, según la normativa, con una escalera de emergencia. El motivo no es otro que poder evacuar a las personas que estén en el interior en caso de accidente o incendio. Se deben ubicar de forma que las personas que se encuentren dentro del edificio puedan llegar a ella de forma rápida y segura.

Se sostienen sobre una estructura que se debe construir basándose en unas medidas y normas exigidas por los municipios y autonomías. A continuación te explicamos las normas en el proceso de elaboración.

 Como se fabrica una escalera de emergencia

Normativa en el proceso de elaboración

Se deben elaborar con materiales no combustibles, los cuales puedan retardar un fuego durante al menos 60 minutos.

Si el número de trabajadores o habitantes en el edificio es menor de 50, el ancho debe ser de 90 centímetros como mínimo. En el caso de superarse esa cifra, la normativa obliga a aumentar ese ancho mínimo a 120 centímetros.

Deben contar con barandillas a no más de 90 centímetros y no menos de 75 contando desde los escalones.

La huella como mínimo tendrá 28 centímetros y la contrahuella 18 centímetros como máximo.

Las puertas para acceder a estas deben abrirse hacia fuera y las cerraduras de las mismas deben ser de fácil apertura desde el interior del edificio.

Los pasillos de descanso deben ser sólidos y se tienen que construir con materiales que eviten los deslizamientos y resbalones para evitar posibles caídas en caso de evacuaciones de emergencia.

Es obligatorio que las puertas de entrada no estén taponadas por ningún obstáculo u objeto. Estas puertas deben estar señalizadas en todas las plantas del edificio.

Estas son las normas básicas que hay que cumplir en el proceso de elaboración en una escalera de emergencia, además de las normativas que imponen las diferentes autoridades.


Sin comentarios